PRODUCCIÓN: Marketing, explotación del largometraje.

II. PRODUCCIÓN & MARKETING: EXPLOTACIÓN DEL LARGOMETRAJE

En 1975 España vivía, sin saberlo, los últimos días de la dictadura. En la televisión solo encontrábamos dos canales  y desde hace apenas dos años se empezaron a colorear sus imágenes. Mientras todo esto pasaba en España en Estados Unidos se iba a estrenar la película que en muchos aspectos cambiaría la forma de explotar el cine.

Steven Spielberg era un joven director a sueldo para la Universal que había obtenido muy buenos resultados tras el estreno de la tv-movie ‘El diablo sobre ruedas’ (1971) y que esperaba el próximo estreno en cines de su ópera prima ‘Loca evasión’ (1974). En esta situación y tras una serie de carambolas llega a sus manos el guión de Tiburón (Jaws)’, una adaptación de libro de título homónimo del escritor Peter Benchley.

La película se estrenaría el 20 de Junio de 1975 y obtendría un enorme éxito de público, en sus primeros cuatro días de exhibición recaudó un total de 8.919.576 dólares sólo en Estados Unidos y llegó a recaudar más de 470 millones de dólares de la época en todo el mundo durante el tiempo que estuvo en cartelera, siendo actualmente la 7ª película con más espectadores de la historia (podéis comprobar la lista de las 10 primeras aquí). Para hacernos una idea Torrente 4 recaudó este año en 14 días 14 millones de euros batiendo todo los registros de recaudación existentes hasta el momento por una película española.

Con Jaws se creó el primer blockbuster veraniego. Hasta entonces este periodo estival solo se reservaba para películas infantiles o películas familiares. Hay diversos motivos que justifican este éxito, pero el primero y más importantes de todo fue la campaña de marketing que llevó la película antes de su estreno.

Universal decidió hacer una campaña muy intensa de promoción y explotación de lo que consideró un producto. Se colocó el producto ante el espectador mediante trailers inquietantes, presentó la música hasta el punto de convertirse la banda sonora de John Williams en un éxito de ventas. Toda esta campaña colocó la película ante todos los potenciales espectadores y provocó su gran funcionamiento en pantalla.

Otro de los puntos fuertes de la producción de esta película y que provocó un precedente que cambió la forma de explotar el cine fue el tratamiento de la película a posteriori. Con esta película y por primera vez se explota el concepto del merchandising, aprovechando la temática de la película y enfocándola hacia el público objetivo potencial se vendieron camisetas, gorras, toallas, juguetes, etc lo que reportó un beneficio importantísimo a la productora. Esta fórmula fue y es copiada hasta la saciedad por las siguientes grandes producciones, un ejemplo claro del acierto de esta fórmula de explotación la encontramos en la primera película de la saga Star Wars estrenada en 1977 y     que copio esta estrategia de marketing vendiendo todo tipo de productos de merchandising de la película.

Todo este tratamiento de la película como producto, enfocando el proceso de marketing a conseguir el mayor beneficio en su exhibición en cines no conllevaba un descenso en la calidad del producto, cosa que hasta la fecha si se daba, tanto es así que Jaws se puede considerar entre las 5 mejores películas del director.

Por tanto Spielberg, Jaws y Universal sientan un precedente en la historia del cine. Spielberg crea una película de calidad pero con la posibilidad de dirigirse a un amplio público objetivo y Universal, aprovechándose de esto, prepara una campaña de marketing intensiva que consigue colocar el producto de una manera y en una fecha que hasta ahora nunca se había dado, generando, como comentamos, el primero blockbuster veraniego. Con todo esto se demostró que un producto de calidad podía explotarse de manera comercial, dando un amplio beneficio y respetando el producto y la calidad.

Por tanto cuando nos enfrentamos a la producción de una película, sea del tipo que sea, debemos saber interpretar aquel producto al que nos enfrentamos, saber cuáles son sus medios de explotación más óptimos, una vez que reconocemos sus virtudes nos ayudará a enfocar la forma correcta de explotación del mismo para obtener el máximo beneficio respetando la calidad del producto, que en definitiva, como productores en nuestro objetivo.

*PUBLICADO EL 11 DE OCTUBRE DE 2011 (2ª clase realizada por Carlos González Olivera)

Anuncios

Acerca de CineClass

Aprende a hacer cine. No es lo más fácil, pero no es tan difícil. Aquí te desvelamos las recetas y trucos para que tengas los resultados óptimos, lo que no se enseña en las aulas. La escuela de cine a tu medida.

Publicado el octubre 11, 2011 en marketing, producción y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Extraordinaria clase de lo que es la producción cinematográfica. Con unas breves lineas hace que se entienda perfectamente la mano del director en comunión con la idea a desarrollar. Tiburón,(JAWS) que arranca de un original guión, en manos de S.Spielberg…..

  2. Antoine Wright -19

    Interesante resumen del comienzo de las superproducciones cinematográficas cuyo padre Spielberg ha sabido aprovecha a lo largo de los años.
    Resumen entretenido y claro de como se desarrolló el fenomeno tiburón y la influencia que ha dejado en la historia del cine.

  3. Interesante reflexión, pues nos lleva a considerar, como los productos de calidad también se pueden explotar para producir cuantiosos beneficios, es más son estos los que pueden cambiar las líneas marcadas hasta ese momento, y establecer nuevas pautas de las que se van a favorecer otros, los productos de calidad y las buenas producciones, permitirán que como en este caso el cine avance, apostemos por la calidad bien explotada

  4. Seguramente, (me atrevo a decir), sin todo el márketing que se hizo alrededor de Tiburón, la película no hubiera sido ni tan relevante ni tan rentable. En España, como siempre vamos un pasito por detrás, la mayoría de las veces se destina muuuuy pooooco dinero a este apartado. Y lo que no saben, es que seguramente dejaríamos de llorar tanto por los resultados a final de año si de verdad se invirtiera en márketing. Nos encanta pensar en cine-arte y nos olvidamos del cine-negocio. Hay que aprender a hacer una unión de conceptos y mejorar tanto la calidad del cine como su rentabilidad.

  5. Cuando estamos viendo una película no pensamos en todo el proceso que se ha seguido hasta llegar a su proyección. En este artículo se nos enseña que aparte de la calidad del producto hay un aspecto fundamental que condiciona el exito de público en su explotación: El marketing. Y en este sentido Spilberg y la Uiversal, en la película Tiburón, sentaron un precedente en la historia del cine, dejando muy claro que en la explotación de cualquier producto cinematográfico es fundamental el marketing para dirigir la campaña publicitaria a los sectores de público apropiado y poder garantizar el exito en su explotación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: